«Acceso, ejercicio y respeto de los derechos humanos y específicos de las mujeres en las regiones de Dakar y Thiès de Senegal» por Cruz Roja Rioja

Senegal ha ratificado la Convención sobre la Eliminación de toda forma de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) y dispone de una estrategia nacional de género. Sin embargo, su índice de desigualdad de género es del 0,533 (PNUD, 2020), lo que le sitúa en el puesto número 130 de una lista de 189 países y revela las profundas desigualdades todavía existentes entre hombres y mujeres, siendo estas más afectadas por la pobreza y por una menor tasa de alfabetización, menor participación y representatividad en las instituciones públicas e instancias de decisión, y más dificultades de acceso a trabajo remunerado y medios de producción como la tierra.  

Además, la pandemia del COVID-19 ha tenido un impacto mayor y devastador en las mujeres, quienes sobrecargadas con el cuidado de su comunidad han visto precarizados sus medios de vida y vulnerado su derecho de acceso a la salud. 

En 2021, con financiación del Gobierno de La Rioja, de la Diputación de Granada, Cruz Roja española y Cruz Roja senegalesa continúan sus acciones, iniciadas en 2016, en favor de la divulgación y la protección de los derechos de las mujeres en las regiones de Dakar y Thiès. Con una población de 3.835.019 y 2.162.831 habitantes, respectivamente, estas dos regiones representan un 36% de la población de Senegal, por lo que las actividades aquí realizadas tienen un alto impacto en términos de cobertura poblacional y permiten su sostenibilidad y replicabilidad en todo el país.  

En Dakar y en Thiès, son varios los obstáculos que dificultan el reconocimiento de los derechos de las mujeres y la aplicación de las leyes en favor de la igualdad y lucha contra la violencia de género, entre otros un gran desconocimiento de la legislación y derechos, y la existencia de aspectos socioculturales que legitiman prácticas contrarias a los compromisos internacionales asumidos por Senegal, como el matrimonio infantil y la mutilación genital femenina, perpetuándose la vulnerabilidad de las mujeres tanto en la vida pública como en la privada. 

En total, 575 personas serán la población destinataria, con edades comprendidas entre los 6 y los 65 años, y habitantes en las regiones de Dakar y Thiès:  

  • 175 mujeres y hombres se formarán como para-juristas. Los para-juristas son personas que han recibido una capacitación no formal básica en derechos humanos y en defensa de los mismos, para detectar, acompañar y referir todo tipo de caso de violencia, abuso y vulneración de derechos humanos y de las mujeres en su comunidad.  
  • 175 personas pertenecientes a distintas organizaciones de la sociedad civil, autoridades comunitarias y religiosas, líderes de opinión y medios de comunicación, voluntariado de Cruz Roja Senegalesa, y representantes políticos y consejeros/consejeras municipales, recibirán formación en materia de derechos de las mujeres y gobernanza local.  
  • 105 estudiantes de centros públicos de educación secundaria serán sensibilizados y formados sobre derechos de las mujeres.  
  • 20 monitores de los clubes infantiles y juveniles de la Cruz Roja senegalesa serán formados en técnicas, dinámicas y juegos para trabajar la igualdad de género con más de 100 niñas y niños de entre 6 y 12 años.  

El objetivo principal del proyecto es promover los derechos políticos, económicos y sociales de las niñas y mujeres de las regiones de Dakar y Thiès en Senegal.  

Un total de 175 para-juristas serán formados en el marco del proyecto para identificar y derivar casos de vulneración de derechos de mujeres a las estructuras habilitadas para ello, en su mayoría a la Asociación de Juristas Senegalesas, cuyos miembros brindarán orientación y asesoría jurídica de forma gratuita. 

Además, se espera que, al menos el 75% de las consejeras municipales formadas, se sientan empoderadas y participen activamente en los Consejos Municipales de sus comunidades. Por su parte, los/ consejeros municipales formados sabrán cómo aplicar a nivel local la normativa senegalesa para la promoción de los derechos de las mujeres y su participación en la gobernanza local. 

A través de la celebración de 3 foros y concursos escolares, un total de 105 estudiantes de centros de educación secundaria de Dakar y Thiès sabrán cómo proceder ante un caso de vulneración de derechos humanos y de la mujer. Además, elaborarán y contarán con un protocolo de actuación para la protección de los derechos de las mujeres, prevención de la violencia de género y acompañamiento de casos de Registro Civil. 

También, un total de 80 mujeres lideresas comunitarias adquirirán las competencias de liderazgo necesarias para participar activamente en los espacios de toma de decisiones.   

Por ello, el impacto sobre la población destinataria será doble.  En primer lugar, aumentará el conocimiento sobre los mecanismos de apoyo existentes a los que se puede acudir en casos de victimización. Estos instrumentos aportados repercutirán en un mayor y mejor acceso a la justicia, siempre que se siga favoreciendo una adecuación del contexto jurídico y normativo a la legislación nacional e internacional existente en materia de igualdad.  

Además, las herramientas brindadas y competencias adquiridas gracias a las formaciones permitirán promover un cambio de actitud a título individual de los participantes para defender sus derechos y el de sus familiares ante la administración y la justicia, en caso de vulneración.  

De forma indirecta, se contribuirá a visibilizar patrones discriminatorios y de violencia contra las mujeres implícitos en la cultura y tradición senegalesa, a ponerlos en la mesa de debate público y a fomentar un dialogo entre hombres y mujeres de distintas condiciones, edades y cargos para asumirlos y superarlos de forma conjunta y participativa.